7.09.2015

Una carrera ciclista celebra los cien años de Maserati


Tras su salida el pasado 4 de julio desde la sede de la Embajada Italiana en Paris, el Tour Paris – Módena, promovido por la filial francesa de Maserati y bajo la supervisión de Guido Giovannelli, Regional Manager Maserati West Europe, llegó en la tarde de ayer Módena, alcanzando la línea de meta en el cuartel general de la Casa del Tridente.

El Tour, que ha contado con 25 participantes, tenía una clara finalidad benéfica de recogida de fondos a favor de la asociación Rêves (www.reves.fr), que permite realizar los sueños de niños gravemente enfermos. "Un euro por cada kilómetro recorrido por los ciclistas", era el sistema de captación. La primera edición de esta Paris-Módena del 2014 permitió entregar a la asociación francesa 7.500 €, mientras que en esta edición del 2015 apenas concluida con un mayor número de participantes implicados, la suma alcanzada ha ascendido a los 12.000 €.




Esta iniciativa que ha reunido deportistas, profesionales y aficionados, ha contado entre sus participantes con el francés Paul Belmondo, ex piloto di Formula 1; dos españoles: José Miguel Antúnez, ex jugador de baloncesto del Real Madrid y de la Selección Española, y Rafael De Medina y Abascal, Duque de Feria y empresario de éxito; Gregory Galiffi, célebre cara de la TV francesa; Matteo Panini, apasionado de la marca Maserati y propietario de una de las más importantes colecciones privadas de coches históricos de la Casa del Tridente.

Tras un recorrido de 5 etapas diarias, con una media cercana a los 100 km diarios en bicicleta para un total de 480 km y otros 900 km a bordo de los Maserati, los 25 ciclistas tan atravesado las carreteras de la Borgoña francesa pasando por Dijon y continuando por Vonnas, Georges Blanc y Menthon Sailt-Bernard. Asimismo, han afrontado la cima más alta por carretera de los Alpes, el Col del Iseran, a 2.770 metros sobre el nivel del mar, para después continuar por territorio italiano con etapa en Milán y cena en la sede histórica de Pirelli, para después pasar por Parma y llegar a Módena ayer por la tarde.


En Módena Davide Cassani, ex-ciclista profesional y actual seleccionador de la Selección Nacional Italiana de Ciclismo, se ha unido al grupo recorriendo los 70 km de la última etapa sobre los Apeninos modeneses con parada en el Museo Panini, donde ha sido posible admirar la colección privada de automóviles Maserati, invitados por su propietario y participante en el Tour, Matteo Panini.

La línea de meta ha sido "cortada" en el cuartel general de la Casa del Tridente en viale Ciro Menotti, donde los participantes han sido recibidos por Giulio Pastore, General Manager Maserati Europa y por Tiziana Zancan, Director General de Recursos Humanos de Maserati; tras la bienvenida los deportistas han realizado una visita a la planta donde se fabrican los deportivos GranTurismo yGranCabrio.


La finalización del Tour ha sido coronada con la presencia de Giovanni Soldini, célebre skipper italiano quien en los últimos años se encuentra inmerso en las más desafiantes regatas internacionales y en superar nuevos records de velocidad a vela a bordo de la embarcación Maserati VOR70; Soldini ha saludado con el entusiasmo que le caracteriza a los participantes de esta iniciativa dirigida a los más pequeños y les ha agradecido el esfuerzo realizado, sobre todo en jornadas de enorme calor como la de los últimos días, en virtud de una causa tan noble como la de recogida de fondos que permita realizar los sueños de niños con graves enfermedades.

El grupo de los 25 ciclistas participantes en el Tour benéfico ha sido escoltado durante todo el recorrido por una flota compuesta por 7 Maserati entre Ghibli y Quattroporte y otros vehículos del grupo FCA.






| Fuente: Maserati