1.24.2016

El RACE quiere echar a los ciclistas de las carreteras


Cuando el RACE anunció que iba a organizar en el Jarama la 1ª Jornada de Convivencia entre el Coche y la Bici, enseguida dudé de que se fuera a sacar algo bueno. No hay que olvidar que el RACE es una organización de automovilistas, y defiende a los coches, y son pocos, por tanto, los que de verdad han subido a una bici y la usan a diario durante trayectos que no sean dar una vuelta por el barrio. Pero decidí concederles el beneficio de la duda, al fin y al cabo las jornadas las promovían tanto el ciclista del Movistar, Fran Ventoso, como el piloto de Nissan, Lucas Ordóñez.

Como puedes suponer, las jornadas han servido de nuevo una vez más para poner en entredicho a los ciclistas y a las bicicletas. Una lástima que aún sigamos así, más aún en una organización que, como el RACE, debería dedicar esfuerzos a la seguridad vial y a la educación de "sus" automovilistas, pero no parecen estar por la labor.



Entre los "supuestos consejos" que les dan a los ciclistas con ocasión de esas jornadas me ha llamado la atención un punto: "planifica tus rutas, tratando de buscar vías con poco tráfico", lo que viene a decir, en lenguaje simple, llano y sencillo que todo mundo entiende: "vete por caminos donde no molestes a nadie, y si puede ser lo más lejos del tráfico, mejor".

Señores del RACE, la bici es un vehículo como cualquier otro, y del respeto a ella, tanto como a los motoristas, camioneros, conductores de autobús o taxistas, depende la sana y buena convivencia en la circulación cotidiana. Sé que muchos quisieran ver a los ciclistas recluidos en un campo de concentración, mejor aún circulando por descampados con cercados donde no molesten a nadie, lo cual resulta no solo curioso, sino hasta obsceno que se intente denigrar un recurso de movilidad con muchos más años (muchísimos mas) que el coche, menos ruidoso, más asequible (en zonas desfavorecidas del planeta es el vehículo de transporte por excelencia) y nada contaminante.

Se acusa a las bicicletas de invadir espacios viales de coches, pero no se acusan a los coches de la cantidad de vidas que matan con sus humos, de que por su culpa se hayan tenido que cerrar calles durante estas últimas semanas en diferentes localidades de España por las altas tasas de contaminación, y de toda la problemática que un coche conlleva (empezando por la cantidad de espacio que ocupa ya de por sí).

Eso sí, algo han sacado de bueno, y es el decálogo o consejos para automovilistas. Consejos que, sobra decir, brillan por su ausencia. Solo hay que salir a cualquier carretera y sufrir en carne propia cómo circulan los coches. Éstos son:

- A la hora de adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas es imprescindible hacerlo con seguridad, reduciendo la velocidad y dejando al menos la separación lateral legal establecida de 1,5 metros.
- Si se adelanta a gran velocidad a un ciclista, el "rebufo" generado por el aire puede desequilibrar y tirar al usuario de la bicicleta.
- Circular en paralelo es legal. Sé paciente y espera tu oportunidad para adelantar siguiendo la norma de 1,5 metros de separación lateral.
- No olvides que el uso del claxon se limita a situaciones de emergencia.
- Extrema la precaución ante posibles movimientos ágiles y rápidos de los ciclistas, sobre todo en un entorno urbano. Ellos son más vulnerables.
- Si circulas por una vía con ciclistas en cualquiera de los sentidos y quieres girar a derecha o izquierda, hay que tener en cuenta que los ciclistas tienen prioridad. Lo mismo sucede cuando el primero de un grupo de ciclistas entra en un cruce o en una rotonda, debes dejarlos pasar.