1.24.2016

La historia de las bicicletas Orus


Aunque el fabricante de bicicletas Orus tiene una historia detrás de más de veinte años, su marca de modelos MTB son mucho más recientes. Con el fin de ofrecer una gama media de calidad y ocupar una posición en el mercado muy competida, a mediados de 2014 se presenta la gama de Mountain Bike Orus. Inicialmente constaba de seis modelos que alcanzaban un público muy amplio, siendo éstos los FR 100, 200 y 300, y los DS 100, 200 y 300, no entrando en el catálogo el modelo FR-400.

La experta fotógrafa italiana Laura Atzeni fue la encargada de realizar las imágenes oficiales de todo el catálogo de la nuevas bicicletas de MTB de la marca Orus, y toda la documentación gráfica oficial.




Una de las mayores novedades que hacía diferente a Orus respecto a los demás competidores, era utilizar componentes de marcas de renombre, principalmente Shimano, que se estructuraban en dos cuadros diferentes (DS con suspensión trasera, y FR). Cada línea incorpora un conjunto de Shimano en particular: los modelos 100 son los más asequibles, y recurren a Shimano Tourney. Los modelos 200 recurren a Shimano Altus, y los modelos 300 a Shimano Deore. Por su parte, el modelo 400 recurre a Shimano Acera.

Distribución en Carrefour
Hasta el año 2014 Carrefour distribuía bicicletas bajo marcas muy diferentes. Inicialmente su línea estaba compuesta por modelos Marin (como las Marin Pioneer, Marin Bolinas o Marin Bobcat, todas ellas bicicletas de una gran calidad y manufactura, que curiosamente acababan de ser redistribuidas en España -por cierto, la historia de Marin en nuestro país es muy interesante, y la podéis conocer por encima en este blog-), pero pronto dejó de comercializarlas, y comenzó a vender modelos más genéricos y asequibles como Topbike o Urban, algunos de los cuales no superaban los 100 € de precio.


Esto trajo consigo que los clientes desconfiaran de esos modelos de bicicletas y pronto se vieran en la necesidad de actualizar el catálogo con marcas de más renombre para ganar credibilidad, ya que otros grandes almacenes (como Decathlon) les estaban ganando mucho terreno con sus modelos de más calidad, como las Rockrider.

Así, a finales del año 2014 Carrefour decidió cambiar de estrategia y remodelar toda su línea de bicicletas MTB. Fue en septiembre de ese año cuando empezaron a enriquecer su catálogo con la marca alemana Müsing como tope de gama, que durante un tiempo compartiría espacio con algunas Marin como las Pioneer. Como gama baja y barata fueron añadiendo marcas como Polygon o Indur, pero quedaba un espacio entre las más elitistas y caras Müsing, y las más baratas, que rondaban los cien euros (o menos) de Indur.

En ese momento Carrefour decidió apostar por la firma italiana Orus, y las incluyó como el modelo de gama media de su catálogo, posicionándolas un escalón por debajo de las Müsing. A principios de 2015 Carrefour ya tenía su catálogo de MTB totalmente actualizado y estructurado, y dividía sus productos de MTB en dos grandes secciones: MTB de ocio, donde colocaba las gamas más bajas, y MTB de deporte, donde colocaba las Müsing y las Orus (actualmente esa clasificación ya no la tienen y todas las MTB las han puesto en la misma sección genéricas de "Mountain Bike").


Las particularidades de las Orus
Dos son los principales elementos que diferencian a las Orus del resto de modelos: todo su cableado se encuentra enrutado a través del tubo superior, y, además, dos de sus tubos (el diagonal y el horizontal) tienen una geometría cuadrada en lugar de circular, con paredes rectas.

El hecho de que posean paredes rectas tiene su razón de ser, ya que esta peculiar forma permite hacer paredes más delgadas y, por lo tanto, que la bicicleta sea más ligera. Dado que el perímetro del tubo diagonal, en su unión con la dirección, es de nada menos que 15 cmts., si fuera redondo el tubo "se saldría" por los lados del lateral en la zona de soldadura. Haciéndolo cuadrado se pueden generar tuberías más finas de aluminio sin perder en capacidad de resistencia ni efectividad ante la fatiga.


Otra de las ventajas es que al ser el aluminio más ligero posee, por lo tanto, mayor capacidad de absorción y es más flexible, siendo más cómoda la conducción.

El tubo superior también posee geometría angular, pero es de tipo triangular (y no cuadrangular), bajo el cual se distribuyen los diferentes anclajes de los pasos del cableado. Una de sus ventajas es que provee una sección de guía adecuada para los cables, mejorando su distribución. Además, esa sección de tubo posee un grosor que va en disminución desde la dirección hasta la zona del sillín, reforzando las zonas claves.