Marcas y tiendas recomendadas

6.11.2019

Patín eléctrico, ¿una alternativa a la bici?


Uno puede pensar en un patín eléctrico como un vehículo que usa para desplazarse del punto A al B, y nada más, pero en realidad podremos aprender mucho con él e, incluso, extrapolarlo a nuestra forma de conducir, sobre todo si conducimos vehículos eléctricos (como coches o motocicletas) ahora, o en el futuro. Tengamos en cuenta que podemos "deslizarnos" por zonas con ligera pendiente sin hacer uso del motor eléctrico, o en zonas llanas utilizar éste para impulsarnos y luego "dejarnos ir" por un rato, si la inclinación del terreno es ligeramente negativa. Recordemos que es un vehículo eléctrico, así que, al contrario que un vehículo con motor de combustión interna, no tendremos que "coger velocidad" en parado e ir acelerando "a todo trapo", en un vehículo eléctrico tendremos todo el par motor al instante, y eso, francamente, es una gozada. Permite que arranquemos y, a medida que la fricción nos vaya deteniendo, volver a impulsarnos sin problemas.

Al estar situado en la parte delantera, el motor eléctrico es más "amigable", más dócil, con una respuesta más precisa. Es como un coche con tracción delantera, y si estás acostumbrado a un vehículo de dos ruedas con tracción trasera (como bicicletas o motocicletas) notarás un cambio a mejor de inmediato. La confiabilidad de su frenado de disco y la comodidad de sus mandos harán todo lo demás, y convertirán la experiencia en tus desplazamientos en todo un disfrute. No es extraño que este tipo de vehículos hayan conquistado el mercado en tan poco tiempo porque, además de útiles, son enormemente divertidos de conducir.

Seguir leyendo en Duraderos »